roberto gonzalez
Mi única pasión y vicio es viajar. Una obsesión a veces, lo reconozco...pero así me criaron.

Ermita del humilladero de Medinaceli

Nada más enfilar la carretera que sube hasta el altozano donde se encuentra Medinaceli, aparece a nuestra izquierda, como guardando la empinada cuesta que ll...

Plaza Mayor de Medinaceli

El pasado de Medinaceli, superpuesta en los estratos del suelo y del tiempo, dejó en esta plaza un intenso poso cultural y patrimonial. El esplendor históric...
Selección editorial

Arco del Triunfo de Medinaceli

Una puerta ancha nos recibe en Medinaceli desde sus tres ojos. Símbolo de la Villa, la entrada a la que cantara el poeta Gerardo Diego no es otra que el ...

Restaurante Mayura

Localizado en el centro de la Ciudad Condal, como un oasis que invita magnéticamente a entrar y dejarse llevar por el ambiente y los aromas de las exquisitec...

Iglesia della Pietà dei Turchini

En una calle cercana al puerto de la Bella Nápoles, lejos del bullicio y de los trillados circuitos y visitas que todo el mundo realiza en la ciudad costera ...

Mercado San Pablo

Ubicado en una casona del siglo XVIII, en pleno centro de una de las ciudades más hermosas que forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, el m...

Cementerio de Deiá

Tras haber dejado atrás la empinada cuesta del Vía Crucis y llegar a la iglesia, lo que debe habernos costado, tan sólo un pequeño esfuerzo se convierte en u...

Via Crucis de Deiá

Subir al cementerio de Deiá se ha convertido en uno de las obligadas visitas cuando llegamos al tranquilo y precioso pueblo mallorquín. Y como veremos luego,...

Ca'n Molinas

No hay nada mejor que tener una buena amiga y guía, para saber dónde ir a disfrutar la gastronomía de un lugar. En este caso, mi querida Beatriz nos metió de...
Selección editorial

La Roca de Mónaco

En lo alto de la sagradísima roca de Mónaco, mucho antes de que se construyera el castillo de opereta que hoy preside la Place du Palais, se alzó hace miles ...